El ácido poliláctico, también conocido como PLA, es un tipo de plástico fabricado a partir de fuentes renovables y orgánicas como el almidón de maíz o la caña de azúcar. A diferencia de la mayoría de los plásticos que se derivan de combustibles fósiles mediante la destilación y polimerización del petróleo, el PLA se produce utilizando recursos de biomasa.

A pesar de utilizar materias primas diferentes, el PLA puede fabricarse con los mismos equipos que los plásticos tradicionales, lo que hace que el proceso de producción sea rentable. El PLA es el segundo bioplástico más producido, y comparte características similares con el polipropileno (PP) , polietileno (PE) y el poliestireno (PS). Además, el PLA es biodegradable.

Cómo se hizo

PLA es un poliéster fabricado a partir de almidón vegetal fermentado obtenido de diversas fuentes renovables como el maíz, la yuca, el maíz, la caña de azúcar o la pulpa de remolacha azucarera. El azúcar presente en estos materiales se somete a fermentación para producir ácido láctico, que luego se utiliza para crear ácido poliláctico, también conocido como PLA.

¿Para qué se utiliza en los envases de cosméticos?

PLA han encontrado diversas aplicaciones en la industria de los envases cosméticos debido a sus propiedades únicas. Estos son algunos usos comunes del PLA en envases cosméticos:

  1. Botellas y recipientes: El PLA puede moldearse en diferentes formas y tamaños para crear botellas, tarros y recipientes para productos cosméticos como cremas, lociones y sueros. . Estos envases pueden ser transparentes o de color, ofreciendo una opción de envasado atractiva y respetuosa con el medio ambiente.

  2. Tubos y botellas flexibles: El PLA puede utilizarse para fabricar tubos y botellas exprimibles que suelen emplearse para envasar productos como champús, acondicionadores y geles. Estos tubos son flexibles, lo que permite dispensar fácilmente el producto, y pueden personalizarse con diferentes tapones y cierres.

  3. Estuches compactos: El PLA puede moldearse en estuches compactos que se utilizan para envasar polvos compactos, coloretes y sombras de ojos. Estas fundas son duraderas, ligeras y pueden diseñarse con intrincados dibujos o detalles de marca.

¿Es respetuoso con el medio ambiente?

La producción de PLA (ácido poliláctico) requiere un 65% menos de energía y genera un 68% menos de gases de efecto invernadero que los plásticos convencionales. menos gases de efecto invernadero que los plásticos convencionales, lo que lo hace más respetuoso con el medio ambiente. Además, el PLA no contiene toxinas nocivas. Para mantener su respeto por el medio ambiente, es esencial seguir los procedimientos adecuados de eliminación al final de su vida útil.

En la actualidad, existen cuatro escenarios habituales de fin de vida útil de los PLA:

  1. Reciclado
    Existen dos tipos de reciclado: químico y mecánico. El material de desecho puede contener contaminantes, pero el ácido ployáctico puede reciclarse químicamente mediante despolimerización térmica o hidrólisis. Este proceso crea un monómero que puede utilizarse para producir PLA virgen. Otro método es la transesterificación, que recicla químicamente el PLA para crear lactato de metilo.

  2. Compostaje
    El PLA puede compostarse en condiciones de compostaje industrial. Esto implica una hidrólisis química seguida de una digestión microbiana, que descompone el PLA.

  3. Incineración
    El PLA al final de su vida útil puede incinerarse, produciendo 19,5 MJ/kg (8.368 btu/lb) de energía. El proceso no deja residuos.

  4. Vertedero
    Aunque el PLA puede enviarse a un vertedero, ésta es la opción menos respetuosa con el medio ambiente. El material se degrada lentamente a temperatura ambiente, lo que lo hace menos deseable para el medio ambiente.

Ventajas e inconvenientes

El futuro de la APA

El PLA ofrece varias ventajas sobre otros materiales. Se fabrica a partir de un recurso reciclable y renovable, lo que lo hace favorable para el futuro. Además, con el aumento de los precios del petróleo, un plástico a base de maíz como el PLA ofrece también ventajas económicas. A pesar de estos aspectos positivos, el bajo punto de fusión del PLA en comparación con plásticos como el PET ha limitado sus aplicaciones hasta ahora.

Con los años, el coste de producción del PLA ha disminuido. Sin embargo, la eliminación adecuada es crucial, ya que el PLA requiere instalaciones específicas de compostaje que puedan calentar el material a 140°C durante diez días. Aunque este proceso requiere instalaciones especializadas, es mucho más preferible que enviar el PLA usado a los vertederos, donde podría tardar entre 100 y 1.000 años en descomponerse. .

Aunque el PLA no es una sustancia milagrosa, su falta de dependencia de los combustibles fósiles y la reducción de la contaminación atmosférica durante su producción lo convierten en un material prometedor para el futuro.

Hablemos
Embalaje

¿Busca soluciones de envasado de cosméticos que se ajusten tanto a la identidad de su marca como a sus objetivos de sostenibilidad?

Si actualmente tiene dificultades para encontrar la solución de envasado ideal, no busque más. Gidea Packaging ofrece un sinfín de opciones para satisfacer sus necesidades específicas, incluida la disponibilidad de moldes privados.

Dé el primer paso para encontrar la solución de envasado perfecta solicitando una consulta gratuita a uno de nuestros expertos en envasado.